Bebé de Vigo: Las declaraciones intolerables no deben quedar sin respuesta.

Cuando alguien realiza una declaración a los medios llena de falsedades, mentiras y ganas de dañar gravemente la imagen de un colectivo y de una madre, hay varias alternativas.

 

Quedarse callada y dejar que las personas con ese tipo de intenciones campen a sus anchas. O contestar con elegancia y con respaldo en la evidencia científica y en la ley.

 

Esta última opción es la que han elegido las matronas de AGAM, la Asociación de Matronas de Galicia, ante las INTOLERABLES Y DELEZNABLES declaraciones que el #Señor Presidente de la Sociedad Gallega de Obstetricia y Ginecología, Casimiro Obispo, realizó para el periódico Faro de Vigo, a raíz del fallecimiento de un bebé en dicha ciudad.

 

Según determinadas fuentes, el bebé falleció durante su nacimiento asistido por el personal sanitario de una ambulancia, a la que llamaron los progenitores tras encontrarse con un parto precipitado.

 

Las declaraciones del susodicho, fueron estas:

Casimiro Obispo: “Hay concellos y universidades gallegas que fomentan los partos en casa”

 

En las mismas, este profesional sanitario dio por supuesto que los progenitores habían decidido tener a su bebé en casa sin asistencia, sin ni siquiera preguntarles o cerciorarse de este hecho y lanzó “perlas” como éstas:

“¿Por qué cree que sigue habiendo mujeres y familias que siguen prefiriendo tener a sus hijos en casa en lugar de en un hospital?

-Hay una mujer que quiere hacerlo y una matrona que la convence. Las evidencias científicas confirman que este tipo de prácticas pueden ser muy peligrosas. Creo que puedo decir que el 99% de los ginecólogos no lo recomendamos. Es muy grave que concellos como Ferrol, Pontevedra o A Coruña y universidades como la de Santiago fomenten todo esto patrocinando cursos para que las personas den a luz en casa. Les he enviado varias cartas alertando de lo que están haciendo y no he recibido prácticamente ninguna respuesta.”         

 

“-¿Entiende que se sigan dando estas prácticas?

-Francamente, no entiendo a la gente que decide no acudir al hospital. O no le explican bien el riesgo que corren si paren en su casa o bien tienen unas convicciones muy fuertes. No olvidemos que hay una persona, el feto, al que nadie le pregunta. Y estamos hablando de una decisión muy importante.”  

 

 

Hay que tener poca ética para expresarse de esta forma, ante el fallecimiento de un bebé, sin tener la más mínima intención de respetar ni siquiera el duelo de esta familia.

 

Pero además, con respecto a las menciones que “dedica” al colectivo profesional de matronas, hay que saberse muy poco, pero MUY POCO sus obligaciones deontológicas, para pasarse por el Arco del Triunfo artículos de su propio Código de Deontología Médica, como,  por ejemplo, el art. 38.3 que indica que:

“Las discrepancias entre los médicos no han de propiciar su desprestigio público. Se evitará el daño o el escándalo, no estando nunca justificadas las injurias a un colega. Se evitarán las polémicas públicas; las divergencias se resolverán en el ámbito profesional o colegial. “

 

Pero claro, como el artículo se refiere a “médicos”, el distinguido #Señor pensó que a las matronas se les podía decir “de todo” que no pasaba nada.

 

No obstante, se olvidó que tenía un artículo más que cumplir, el  41 , cuando indica:

 

“1.‐ El médico debe mantener buenas relaciones con los demás profesionales al servicio de la salud y tendrá en consideración las opiniones de ellos acerca del cuidado de los pacientes.  

2.‐ El médico respetará el ámbito de las competencias de sus colaboradores…”

 

Recordemos que la atención del parto normal NO es de competencia de los Señores Ginecólogos.

Sino de las Matronas.

Y a partir de ahí, todo lo que este profesional sanitario soltó por su boca en esta entrevista, SOBRA.

 

Y no solo SOBRA, sino que ADEMÁS es ética y deontológicamente reprochable. Y si rebuscamos por el Código Penal podríamos encontrar algo más, ya que el ánimo de dañar la imagen de las matronas fue más que evidente…

 

Basta. Basta ya.

La evidencia científica ya ha demostrado que el parto normal en casa, asistido por matronas, es seguro y perfectamente viable. Por activa y por pasiva.

No actualizarse en cuanto a esto es, de nuevo, INTOLERABLE.

Extender las mentiras y la ignorancia sobre el parto en casa a los medios de comunicación es, repito otra vez, ética y deontológicamente reprochable.

 

Y “VIRALIZA”  la idea de que pacientes y usuarios/as SIEMPRE estamos más seguros/as en un Hospital, cuando eso no es verdad en todos los casos. No puede venderse como una verdad absoluta.

 

En los Hospitales, el personal sanitario (que, recordemos, es humano) comete fallos, errores de diagnóstico, negligencias médicas, descuidos. Y para eso (y por eso) existen los seguros de responsabilidad civil.

 

Según la Memoria de la Asociación del  Defensor del Paciente de 2017  , del total de 13.983 denuncias por negligencias médicas que recibió la Asociación, se produjeron 781 muertes debido, sobre todo, al error del diagnóstico.

En la Memoria se indicaba que los casos más habituales se produjeron por mala praxis, intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención, deficiente, infecciones hospitalarias y retrasos en ambulancias, entre otros.

Y en la misma Memoria se denunciaba que 147 bebés nacieron -EN HOSPITALES- con alguna discapacidad”, por partos llevados de forma inadecuada o con fórceps, causando secuelas como sufrimiento fetal o parálisis cerebral o braquial, entre otros.”

 

En la presentación de la Memoria del año anterior, se aportó incluso un estudio de la Universidad de Baltimore, de 2016, en el que se evidenció que en el año 2015 en Estados Unidos los errores médicos fueron la tercera causa de muerte de su ciudadanía, con más de 250.000 fallecimientos, por “errores en el diagnóstico, sobredosis de medicamentos, cuidados fragmentados y problemas de comunicación o complicaciones evitables”.

“En España dar a conocer estos datos sería una utopía” sentenció la Presidenta de la Asociación en aquella ocasión.

Te dejo la noticia aquí.

 

También puede ocurrirte que acudas a un Hospital cualquiera, como por ejemplo el Hospital Álvaro Cunqueiro, en el mismo VIGO y que te encuentres chorros de aguas fecales en los pasillos de la Unidad de Reanimación (REA) del servicio de Urgencias, lo cual, fue denunciado a la Fiscalía en 2015. Te dejo la noticia aquí

Si quieres deleitarte con el vídeo, lo puedes hacer aquí.

 

Así que vamos a ir dejando de demonizar la atención sanitaria domiciliaria y de elevar a los altares máximos la atención hospitalaria, máxime para aquellas enfermedades o situaciones que pueden perfectamente tratarse en un domicilio por personal sanitario.

Como, por ejemplo, un parto normal.

 

Porque ni una cosa, ni la otra.

 

El denominado “Tercer Nivel Asistencial”, es decir, la atención hospitalaria en el domicilio, forma parte de los programas y planes más avanzados de cualquier sistema sanitario desarrollado actual.

 

Incluso La Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD), formada por personal sanitario, señalaba en la presentación de su Proyecto HAD 2020, que el tercer nivel asistencial (la hospitalización a domicilio) tiene “Ventajas a nivel clínico, ventajas a nivel psicosocial y ventajas a nivel de gestión de recursos…con una reducción del 55% de visitas de pacientes crónicos a urgencias hospitalarias y del 15% de sus ingresos, una rebaja en 4 o 5 días de las estancias hospitalarias y hasta un 60% más barato que una cama en un centro”.

 

Pero su propia Presidenta ya advirtió:  “El ahorro de costes de la hospitalización a domicilio (HAD) es claro, pero no es nuestro único sentido de ser, también somos capaces de dar seguridad y calidad al sistema sanitario, de incorporar al paciente y a la familia en la gestión de sus cuidados, y garantizar la continuidad asistencial, facilitando que no haya escalones entre los dos grandes recursos tradicionales, hospital y primaria”.

 

Hasta las enfermedades respiratorias crónicas, -que tienen un elevado impacto sanitario, económico y social-, pueden ser tratadas perfectamente a través de terapias respiratorias domiciliarias (TRD) y así se reclama en Congresos y  Jornadas de Profesionales sanitarios/as.

 

Pero parece que hay una usuaria de los servicios sanitarios, -la mujer embarazada- y una profesional sanitaria que le atiende con garantías, -la matrona-,  que tienen que ser constantemente tachadas casi de “delincuentes” por otros profesionales sanitarios sin escrúpulos, ni decencia, por optar por dar a luz en casa y asistir ese parto, cuando esta asistencia es incluso avalada por las OMS o las propias Guías NICE de Reino Unido.

 

Basta de Trogloditismo. Basta.

 

 

Porque además es que quien más habla, es quien más debería dejar de hacerlo.

 

Y te explico por qué.

Como digo, el personal sanitario es humano y comete fallos. La prestación del servicio sanitario genera una obligación de medios, no de resultados.

Y con relativa frecuencia, como nos demuestran los datos objetivos, los errores de diagnóstico se producen.

Conozco profesionales sanitarios/as realmente escrupulosos/as, que ejercen su profesión con ética, dedicación, con arreglo a la evidencia actualizada, con meticulosidad. Son profesionales en los que se puede confiar. Pero en dicha profesión (como ocurre también en la abogacía, por ejemplo) el error entra dentro de la probabilidad.

Y esto es precisamente lo que le ocurrió al propio #Señor Casimiro, que fue condenado en 2012 a 20 días de multa de 100 euros diarios y a indemnizar a una mujer, con responsabilidad solidaria de la entidad aseguradora AMA, con 93.371,60 euros por una falta de lesiones por imprudencia leve. La mujer que le denunció perdió su útero y tuvo que ser intervenida a vida o muerte.

El fallo consideró que el médico actuó con “negligencia” e “impericia profesional”, ya que su criterio médico “tuvo que ser suplido” por los facultativos de la UCI y de urgencias.

 

Te dejo la noticia aquí

 

La sentencia fue confirmada por la Audiencia Provincial Sección 5ª de Pontevedra.

 

Que no lo digo yo, ¿eh? Que esto lo dice la prensa y la página de jurisprudencia del Consejo General de Poder Judicial.

 

Que yo no me dedico a ir por ahí investigando a nadie. Pero cuando pones en Google el nombre de este Señor, para ver quién es, sale la noticia.

Porque si alegamos libertad de prensa, de expresión, de opinión y de información para todo, pues es para todo y para todos.

No solo para las familias que se ven sometidas al escarnio y linchamiento públicos, incluso por parte de profesionales sanitarios, que no tienen el más mínimo reparo en hablar con los medios de lo que sea y como sea, con tal de criminalizar a la ciudadanía y a sus compañeras de profesión.

Más concretamente a las madres y matronas.

 

Y al igual que la vergonzosa entrevista de este Señor, hablando de esta familia, se va a quedar en Google, su juicio y su condena también los vamos a poder encontrar SIEMPRE en el mismo buscador y también podemos hablar de él, cuando lo consideremos oportuno.

 

Yo creo que necesitamos exigir más humildad a este tipo de profesionales sanitarios.

Y si no saben mostrarla solos, tendremos que enseñarles.

 

Por el contrario, la Asociación Gallega de Matronas, en su contestación a ese Ginecólogo, ha demostrado esa humildad, dignidad y decencia que tanto agradecemos las pacientes y usuarias de los servicios sanitarios.

 

Te dejo la contestación aquí:

 

Las matronas defienden su labor ante las críticas de los ginecólogos

 

Unas declaraciones donde, con elegancia, se denuncia que este Señor dañó gravemente la imagen de las matronas “al considerar que se había dado una imagen sensacionalista y falsa acerca de la seguridad de los partos de bajo riesgo en los domicilios cuando son atendidos por profesionales” y donde su Presidenta usa la evidencia científica y la Ley de Autonomía del Paciente para ejercer su derecho de réplica, en el mismo medio de comunicación que dio voz a un profesional sin escrúpulos (y esta es mi opinión), que no dudó en atacar e infantilizar a la familia que sufrió la pérdida de un ser querido, a las mujeres que optan libre y responsablemente por dar a luz en casa y al colectivo de matronas, prácticamente en su totalidad.

 

Bravo, AGAM . Nunca defraudáis.

 

Por cierto, la FAME ya nos dio TODA la evidencia científica sobre la seguridad del parto en casa aquí.

Que no se sepa a estas alturas es, repito sin cesar: INTOLERABLE.

 

Te reproduzco las referencias:

Guía NICE en la atención intraparto. Guía clínica del National Institute for Health and Clinical Excellence

https://www.nice.org.uk/guidance/cg190/resources/intrapartum-care-for-healthy-women-and-babies-pdf-35109866447557

Recomendaciones de la OMS para la asistencia al parto normal

http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/63167/1/WHO_FRH_MSM_96.24.pdf

European perinatal health report 2010

http://www.europeristat.com/images/doc/EPHR2010_w_disclaimer.pdf

Perinatal mortality and morbidity up to 28 days after birth among 743 070 low-risk planned home and hospital births: a cohort study based on three merged national perinatal databases

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25204886

Revisión Cochrane: Efectos beneficiosos y perjudiciales del parto planificado en el hospital comparado con el parto planificado en el domicilio para las pacientes embarazadas de bajo riesgo

http://www.cochrane.org/es/CD000352/efectos-beneficiosos-y-perjudiciales-del-parto-planificado-en-el-hospital-comparado-con-el-parto

Perinatal and maternal outcomes by planned place of birth for healthy women with low risk pregnancies: the Birthplace in England national prospective cohort study

http://www.bmj.com/content/bmj/343/bmj.d7400.full.pdf

Recopilación evidencia sobre el parto en casa. Home birth: An annotated guide to the literature

https://midwifery.ubc.ca/files/2013/11/HomeBirth_AnnotatedGuideToTheLiterature.pdf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entradas recientes

Leave a Comment