Si una abogada acusa a una matrona de intrusismo, algo no entendemos.

Intrusismo

Con el tema del intrusismo en las redes pasa como con Caroline Lowel (que en paz descanse), la mujer australiana que tristemente falleció tras dar a luz y que se tiene que morir de nuevo, cada vez que alguien defiende la seguridad de un parto normal en casa. Inaceptable.

El intrusismo va y viene. Aparece, todo el mundo se acusa y tal cual vino, se va. Y sin consecuencias para acusadores, como regla general.

Pero entiéndeme, hablo del intrusismo que se lee en “la Internet” o se escucha en pasillos de hospitales, o con el que llenan titulares sin sentido los periodistas que no quieren documentarse bien, no me refiero al de verdad, al serio, al que se trata en los Juzgados.

Hace poco, Jade, la matrona al frente de matronaonline.net escribía un post titulado “Derechos del paciente: ¿sabes qué puedes exigir en tu parto?”

El post es muy completo, te recomiendo su lectura, aunque, como ya le comenté a ella personalmente, hay un punto en el que yo no estoy de acuerdo con la contestación de la abogada que les asesoró. Se trata del derecho de la mujer a preservar su intimidad. La mujer sin duda puede impedir que universitarios o residentes presencien su parto, si ella no lo consiente. Ya sean varios o uno. Ya sea un Hospital Universitario o no.

Como le dije a Jade, seguro que tendríamos un debate muy enriquecedor (y siempre positivo) ambas abogadas. En nuestra profesión no solemos ponernos de acuerdo cuando debatimos leyes, aunque yo este tema lo tengo claro y soy bastante tajante y vehemente en su defensa.

Al poco tiempo, esta matrona, que tiene un blog muy bueno con información muy útil para todas las mujeres, embarazadas o no, era “acusada” por una abogada en las redes sociales de intrusismo, por haber escrito ese artículo.

MATRONAONLINE

Como comprenderás, esto ya es lo último que me podía imaginar.

Y este suceso demuestra que el grado de ignorancia acerca de lo que es y lo que implica el intrusismo profesional llega a niveles preocupantes.

No voy a centrarme en la actuación de mi compañera de profesión, ni en el suceso en sí, que les pertenece a ellas.

Pero en lo que sí voy a incidir es en repetirte, como ya hice en un post anterior, que con el intrusismo no se juega. Porque el intrusismo es un delito que puede meter a una persona en prisión.

Evidentemente una matrona puede (y debe) informar a una mujer sobre los derechos que tiene en su parto.

  • Primero porque tiene la obligación legal de conocerlos ella misma (y conocer y cumplir sus obligaciones legales en el ejercicio de la profesión).

  • Segundo, porque la normativa que regula su formación ya establece específicamente que la matrona, al concluir su programa formativo debe ser competente (entendiendo competente como “capaz” o con la “habilidad de”) para “asesorar sobre legislación vigente encaminada a proteger los derechos de la mujer y su familia”.

  • Y tercero, porque entre sus competencias legales está la de Facilitar programas de preparación parental y preparación completa al parto, incluida la información relacionada con la higiene y la nutrición.

Ojo. No nos equivoquemos.

No es posible confundir la normativa que regula el programa formativo de la especialidad de Enfermería Obstétrico- Ginecológica (matrona) con lo que son sus competencias legales específicas, que eso ya nos lo dejó claro hasta la Audiencia Nacional hace años. Que hay matronas que hay que darles de comer aparte y se hacen líos raros y andan erráticas calumniando a la gente pensando que su programa de estudios son sus competencias.

Que la matrona, al concluir su programa formativo, deba ser capaz de asesorar sobre legislación vigente encaminada a proteger los derechos de la mujer y su familia, no me va a impedir a mí, como abogada, prestar ese asesoramiento (faltaría).

Pero tampoco se lo va a impedir a cualquier mujer que ejerza otra profesión, arquitecta, peluquera, barrendera, psicóloga…. ¿Sabes por qué? Porque el BOE es público y pertenece a los ciudadanos.

No nos pertenece a los abogados, a los jueces ni a las matronas. Las leyes son para la ciudadanía y, de hecho, el Código Civil ya nos indica claramente que la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento. Tenemos derecho a conocer las leyes que rigen los aspectos “regulables” de nuestra vida en sociedad, pero también el deber de conocerlas.

Así que, si estás en una reunión de amigas o estás prestando cualquier servicio que te hayas inventado a cualquier ciudadana/o y se te ocurre decirle a la mujer embarazada que tienes enfrente: Oye, ¿sabes que en el BOE he leído que tienes estos derechos en tu parto?, de verdad, tranquila, en serio:

No cometes intrusismo.

Eso sí, te pido que si le estás contando a una mujer embarazada cuáles son sus derechos, lo hagas con responsabilidad y de acuerdo con la normativa vigente y actualizada.

Y si eres matrona, lo que espero, deseo y te exijo como usuaria de los servicios sanitarios (públicos o privados) es que te los sepas, los enseñes y los divulgues, como hace Jade.

Ella no hace más que cumplir con sus obligaciones legales y deontológicas y prestar un servicio a la sociedad.

PD: Por cierto, el 4 de mayo he decidido hacer un Seminario gratuito sobre cómo se ejercen las profesiones  libremente elegidas (o inventadas) en España.  Que ya estoy cansada de leer y escuchar por todos los sitios afirmaciones tan carentes de sentido.

Si te interesa saber si puedes ejercer una profesión no reglada (regulada por ley)  en nuestro país y si te puedes inventar lo que quieres ser en tu vida, sin que “Papá Estado” te lo impida,  te aconsejo que te apuntes aquí :

Acceder al Seminario gratuito “Profesiones no regladas, ¿son legales?”>>

 

Te gustará y te será muy útil. En breve te doy más información.

Por el momento lo dejo aquí.

Nos vemos por las redes. Un abrazo.

Lorena Moncholí. Abogada colegiada nº14084 ICAV

Lorena Moncholí

 

 

Entradas recientes

Leave a Comment